Averigüe si necesita una dosis de refuerzo contra el COVID-19

Actualmente estamos en el proceso de actualizar esta página. Regresa pronto para obtener más información.

Idiomas disponibles: Español | English | Tiếng Việt | 中文 | Soomaali | العربية | नेपाली

Muchas personas que se han vacunado por completo contra el COVID-19 deberían recibir ahora una dosis de refuerzo para permanecer protegidos. A pesar de que las vacunas funcionan muy bien, el nivel de inmunidad que ofrecen puede decaer con el paso del tiempo. Aplicarse una dosis de refuerzo cuando corresponde constituye la mejor manera de mantener altas sus defensas, las de su familia y su comunidad.

Cualquiera de las tres vacunas contra el COVID-19 es segura, eficaz y gratuita. No necesita presentar un documento de identidad o seguro médico para aplicarse la dosis de refuerzo. Encuentre un centro proveedor de dosis de refuerzo cerca de su domicilio.

Dosis de refuerzo

¿Quién debe recibir una dosis de refuerzo? 

Usted debería aplicarse una dosis de refuerzo si:

  • Es mayor de 16 años y recibió su segunda dosis de Pfizer al menos hace seis meses.

  • Es mayor de 18 años y recibió su segunda dosis de Moderna al menos hace seis meses.

  • Es mayor de 18 años y recibió su dosis única de Johnson & Johnson al menos hace dos meses.

Si tiene más de 16 años y debe aplicarse una dosis de refuerzo, haga planes para hacerlo. Lo alentamos a que consulte con su proveedor de atención médica si tiene preguntas acerca de las dosis de refuerzo.

 

¿Mi dosis de refuerzo tiene que ser del mismo tipo de vacuna que recibí en mis dosis iniciales?
  • Depende de su edad. Si tiene 18 o más años de edad, puede aplicarse una dosis de refuerzo de cualquier vacuna autorizada. A la fecha, los adolescentes de 16 y 17 años solo pueden aplicarse la vacuna Pfizer para la dosis de refuerzo.

 

¿Por qué necesito una dosis de refuerzo?
  • Las dosis de refuerzo sirven para asegurarse de que usted continúe protegido contra el COVID-19. La efectividad de la vacuna varía de un producto a otro y puede disminuir con el paso del tiempo. Una dosis de refuerzo puede ayudarlo a recuperar su nivel de defensas, a que no se enferme y a que deba ser hospitalizado. 

  • Los habitantes de Colorado que han recibido la dosis de refuerzo:

    • Tienen una probabilidad 2.4 veces menor de infectarse con el COVID-19 que las personas que recibieron las dos dosis de Pfizer o Moderna o una dosis de Johnson & Johnson. 

    • Tienen una probabilidad 9.7 veces menor de infectarse con el COVID-19 que las personas que no se vacunaron en absoluto. 

    • Tienen una probabilidad 3.3 veces menor de tener que ser hospitalizados por el COVID-19 en comparación con aquellos que recibieron las dos dosis de Pfizer o Moderna o una dosis de Johnson & Johnson. 

    • Tienen una probabilidad 47.5 veces menor de tener que ser hospitalizados por el COVID-19 en comparación con aquellos que no se vacunaron en absoluto.

 
¿Es seguro recibir una dosis de refuerzo?
  • Sí. Los datos recientes de los CDC demuestran que las dosis de refuerzo son seguras. Los efectos secundarios son similares a los que uno tiene con las dos primeras dosis.
     

 

¿Dónde puedo recibir una dosis de refuerzo?
  • Puede aplicarse la dosis en cualquier sitio proveedor de vacunas. No se necesita presentar documento de identidad, seguro médico o historia clínica. Las dosis de refuerzo son gratuitas.

Dosis adicionales para individuos con inmuncompromiso

¿Quién debe darse la dosis adicional?

Usted debería aplicarse una dosis adicional de Pfizer o Moderna si:

  • Su sistema inmunológico está debilitado en un nivel moderado o grave y recibió las dos dosis de la vacuna Pfizer o Moderna. Su tercera dosis debería ser del mismo tipo que le fue aplicada en el esquema inicial de dos dosis. De todas formas, sepa que cualquiera de las dos vacunas ARNm es aceptable en caso que no pueda aplicarse la misma que recibió anteriormente. Si tiene entre 12 y 17 años, su dosis adicional debe ser de la vacuna Pfizer. A la fecha, no se recomienda que los niños menores de 12 años se den dosis adicionales.

 

¿Cuándo debo recibir una dosis adicional?
  • Debe recibir una dosis adicional de la vacuna contra el COVD-19 al menos 28 días después de su segunda dosis de ARNm.

 

¿Por qué necesito una dosis adicional?
  • La dosis adicional garantiza que usted tenga suficiente protección contra el virus del COVID-19. Estudios científicos han demostrado que las personas que padecen de inmunocompromiso (es decir, que tiene su sistema inmunológico debilitado) no crean suficiente protección tras recibir dos dosis de una vacuna ARNm.

 

¿Dónde puedo recibir una dosis adicional?
  • Puede aplicarse la dosis en cualquier sitio proveedor de vacunas. No se necesita presentar documento de identidad, seguro médico o historia clínica. Las dosis adicionales son gratuitas. Aunque no es necesario, usted puede hacerles saber por sí mismo a los proveedores de vacuna que presenta un factor de alto riesgo.

Preguntas Frecuentes

  • Las dosis adicionales se aplican a personas con inmunocompromiso. Estudios científicos han demostrado que las personas que padecen de inmunocompromiso no tienen suficiente protección tras recibir dos dosis de una vacuna ARNm. La tercera dosis completa el esquema inicial de dos dosis y ayuda a proteger a la gente que tiene su sistema inmunológico debilitado. 

  • Las dosis de refuerzo están pensadas para gente que desarrolla suficientes defensas después de vacunarse pero cuyo nivel de protección contra el virus decae con el tiempo. 

  • Esta clasificación incluye, sin por ello excluir a otras personas, individuos que: 
    • Han estado recibiendo un tratamiento activo contra el cáncer para tumores o cánceres de la sangre. 
    • Recibieron un trasplante de órgano y están tomando medicamentos que inhiben al sistema inmunológico.
    • Recibieron un trasplante de células madre en los últimos dos años o están tomando medicamentos que inhiben al sistema inmunológico. 
    • Padecen una inmunodeficiencia primaria moderada o grave (como por ejemplo, el síndrome de DiGeorge o el de Wiskott-Aldrich). 
    • Tienen una infección avanzada o no tratada de VIH. 
    • Están bajo tratamiento activo a base de corticoides u otras drogas que pueden suprimir su sistema inmunológico
  • Hable con un proveedor de atención médica sobre sus problemas de salud a fin de averiguar si una dosis adicional puede servirle. Vale aclarar, no obstante, que no hace falta tener esa conversación antes de aplicársela.
  • Los habitantes de Colorado que procuran darse una dosis adicional y reúnen los requisitos necesarios podrán reportar por sí mismos que están habilitados. No se necesita presentar historia clínica para recibir una dosis adicional.
     
  • Sí. Si ha pasado al menos 6 meses desde que recibió la (tercera) dosis adicional, debería aplicarse una dosis de refuerzo para contar con un total de 4 dosis.

  • Sí. A la fecha, la definición de “totalmente vacunado” no ha cambiado. Se lo considera totalmente vacunado si han transcurrido más de dos semanas desde que se le aplicó la segunda dosis de Pfizer o Moderna o la dosis única de J&J.
  • No. No necesita ser residente de Colorado a tiempo completo (o de un condado de particular) para vacunarse.
  • La seguridad y efectividad de las vacunas debe ser comprobada antes de aplicárselas a la gente. Este requisito no difiere en el caso de las vacunas contra el COVID-19. La seguridad de las vacunas está comprobada y se observa a diario: a la fecha, millones de habitantes de Colorado se la han aplicado. Por otra parte, millones de personas han recibido la vacuna a lo largo y a lo ancho del país.

  • La FDA exige que las vacunas pasen por un proceso científico riguroso, incluyendo tres fases de ensayos clínicos, antes de autorizarlas o aprobarlas. Las vacunas contra el COVID-19 fueron sujetas a los mismos estándares de seguridad con los que se evaluó previamente otras vacunas. 

  • Puede experimentar efectos secundarios de leves a moderados después de recibir la vacuna. Independientemente de que uno se esté dando la primera, segunda o tercera dosis, los efectos secundarios son parecidos. Estos suelen desaparecer por sí solos después de unos días. Los efectos secundarios más comunes son: 

    • Dolor, hinchazón y enrojecimiento en el lugar de la inyección.

    • Dolor, sensibilidad e hinchazón de los ganglios linfáticos en el mismo brazo donde se aplicó la inyección.

    • Fatiga.

    • Dolor de cabeza.

    • Dolor muscular.

    • Escalofríos.

    • Dolor en las articulaciones.

    • Náusea/vómito.

    • Fiebre.

  • Es posible que los individuos vacunados experimenten distintos efectos secundarios, incluso cuando hayan recibido la misma vacuna. 

  • Mientras su cuerpo desarrolla inmunidad, puede padecer síntomas. Estos síntomas son normales y muestran que el sistema inmunológico de su cuerpo está respondiendo a la vacuna. Otras vacunas de rutina, como la vacuna contra la influenza, tienen efectos secundarios similares.

  • Si siente molestias después de la primera dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, es muy importante que reciba de todas formas la segunda dosis unas semanas después para lograr una protección completa.

  • Para obtener información detallada sobre los efectos secundarios de las vacunas, consulte el informe de los CDC sobre la vacuna de Pfizer, la vacuna de Moderna y la vacuna de Janssen (Johnson & Johnson)

Para obtener más información sobre las vacunas contra el COVID-19, llame al:

1-877-CO VAX CO (1-877-268-2926)
Disponible de lunes a viernes de 8 a.m. a 8 p.m.; sábado y domingo de 9 a.m. a 6 p.m. (MT).
Esta información está disponible en varios idiomas.

El centro de llamadas estará cerrado durante el 25 de noviembre, 25 de diciembre y el 1 de enero.